Cómo comer mejor el marisco

maridajes de vinos. Aprende a combinar el vino adecuado a cada plato
Elige el vino más apropiado para cada ocasión
21 noviembre, 2017
verduras de temporada
Ingredientes de temporada
12 enero, 2018
Show all
como comer marisco con cubiertos

Llega la época del año más mágica y especial, sobre todo por lo que a comida se refiere. Cenas de empresa, Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Todo en dos semanas muy intensas con comidas y cenas típicas de estas fechas, en las que sobre todo no faltarán los tesoros del mar como las gambas y langostinos, entre otros platos.

España es el paraíso de la comida de mar. Estamos rodeados por costas donde abundan crustáceos y moluscos para todos los gustos. En estos tiempos es cuando se reconoce el verdadero valor del producto.

“El marisco es rico en proteínas, oligoelementos y vitaminas; pobre en grasas, y, como todos los productos del mar, contiene los famosos ácidos omega 3, por lo que es muy saludable”, explica Aniceto Charro, catedrático emérito de Endocrinología y Nutrición de la Universidad Complutense.

¿Pero realmente sabemos comer bien este tipo de alimentos sin pringarnos ni desaprovecharlos? La respuesta mayoritaria suele ser que no.  Por eso, vamos a introducirnos en este mundo para poder comer y disfrutar al 100% de estos manjares.

Si prestamos atención al protocolo que debemos seguir en la mesa, este nos indica que está permitido comer el marisco con las manos y ayudarnos de unas pinzas especiales para este tipo de alimentos. Pero, sin embargo, las gambas y langostinos también se pueden comer con cuchillo y tenedor. ¿Cómo?

En el caso de las gambas y langostinos, se debe cortar la cabeza y separar el lomo de la cáscara del marisco, que si está bien cocinado, se despegará sin problema.

Los bogavantes y langostas los podemos comer con la ayuda del tenedor de pescado o bien unas tenazas para romper las patas duras. Primero, separaremos el cascarón con la ayuda de las tenazas y con el tenedor extraeremos la carne fácilmente.

Con estos sencillos pasos ya podéis ir a cualquier comida o cena durante estas fiestas navideñas y quedar como unos expertos gourmets en la mesa ¡Y lo más importante! Sin mancharos las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *