La dieta mediterránea: un estilo de vida saludable

paella de carxofes
Beneficios de la alcachofa
29 agosto, 2018
superalimentos
¿Qué son los superalimentos?
10 octubre, 2018
Show all

La dieta mediterránea es aquella pauta alimentaria que siguen los países bañados por el mar Mediterráneo. Se caracteriza principalmente por el consumo de verduras, legumbres, frutas, frutos secos, aceitunas, pan, pescado, carnes blancas, huevos, cereales, arroz, queso, yogures y (mucho) aceite de oliva. Todo acompañado por una copita de vino y mucha agua.

 

Pero la dieta mediterránea va más allá de consumir un tipo determinado de productos: es un estilo de vida saludable que promueve la ingesta de alimentos de temporada y de proximidad sumado a la idea de compartir la mesa, comer de manera reposada y promueve la práctica de ejercicio físico. La dieta mediterránea es un estilo de vida equilibrado que reúne recetas, formas de cocinar, celebraciones y costumbres todo ello compatible con poder degustar platos exquisitos aparte de saludables.

 

Además, la dieta mediterránea es un patrón de alimentación que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. Según el estudio científico PREDIMED el consumo elevado de aceite de oliva virgen extra puede reducir hasta un 66% el riesgo de padecer cáncer de mama. El mismo estudio concluye que la dieta mediterránea suplementada con 30gr de frutos secos al día, de los cuales 15 gr sean nueces, reduce un 30% el riesgo de enfermedades cardiovasculares y un 49% el riesgo de padecer un ictus. En este sentido, des del punto de vista de la salud, tanto la OMS como la FAO, la consideran un modelo alimenticio sostenible y de calidad.

 

En 2010, esta dieta fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO por sus cuestiones nutricionales, sociales y culturales. En el manifiesto, destacaron: “La dieta mediterránea no comprende solamente la alimentación, ya que es un elemento cultural que propicia la interacción social, ya que el acto de comer juntos es la base de las costumbres sociales y de las fiestas compartidas por una determinada comunidad. La dieta se basa en el respecto por el territorio y la biodiversidad, y asegura la conservación y el desarrollo de las actividades y oficios tradicionales vinculados a las comunidades pesqueras y agrícolas del Mediterráneo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *