Trucos para preparar el marisco en Navidad

historia de la paella
Origen y tradición de la paella
12 noviembre, 2018
slow food
Slow Food, el placer de comer sin prisa
10 enero, 2019
Show all
Como preparar el marisco en Navidad

El marisco es uno de los ingredientes que nunca falta en las comidas o cenas navideñas.  Los hay quienes lo preparan de manera tradicional, y otros prueban con recetas más elaboradas y originales. Sea como sea, hay una serie de trucos que debéis tener en cuenta para que no haya ninguna sorpresa en la mesa en esas fechas tan señaladas.

Primero de todo hay que saber si el marisco es fresco o no. Las almejas, centollos o navajas deben estar vivos en el momento de comprarlos.  Para saber si las gambas están frescas hay que fijarse en la cabeza: si ha oscurecido es señal de que no está en buen estado. Y los pescados tienen que tener las agallas rojas y los ojos brillantes y tersos sin estar hundidos en las cuencas. Además, si lo coges por la cola no tiene que estar rígido y las escamas tienen que estar pegadas al cuerpo y unidas entre sí.

Una vez lo tengas en casa, debes tener en cuenta una serie de trucos a la hora de cocinarlo. Lo mejor para conseguir un buen sabor es cocer el marisco en agua de mar apta para el consumo. Si no la encuentras, servirá agua con un poco de sal. A la hora de cocerlo hay que diferenciar si está vivo o no. Si el marisco está vivo se introduce en una cazuela con agua fría y se pone al fuego para que se vaya calentando. Si el marisco es congelado, primeramente, hay que dejarlos descongelar en la nevera durante 2 o 3 horas y luego introducirlo a la cazuela con agua ya hirviendo.

Consejos a tener en cuenta:

  1. Recuerda que cuando cocines marisco con concha, como almejas o mejillones estos deben estar vivos. Sabrás que están vivos porqué estarán cerrados y si tratas de abrirlos aún harán más fuerza para protegerse. Para cocinarlos hazlo a fuego vivo y cocínalos hasta que se abran. Si queda alguno sin abrir mejor tirarlo para evitar posibles intoxicaciones. 
  2. Un truco para abrir las ostras de manera más fácil es escaldarlas ligeramente y volverlas a introducir en agua con hielo. Es muy importante que cuando las abras, salga agua de su interior
  3. A la hora de cocer centollo es importante que tenga todas sus patas para evitar que entre agua en su interior mientras se cuece.
  4. Si compras cangrejos tienes que tener en cuenta su peso en relación a su tamaño. Si parecen pesados en relación a su tamaño es que no han mudado el caparazón recientemente y por lo tanto tendrán más carne. Si por el contrario pesan poco en relación a su tamaño eso quiere decir que han mudado y tendrán menos carne.
  5. Con el marisco hay una pista que nunca falla: no debe oler a nada, sólo a mar.
  6. Los expertos recomiendan que a la hora de preparar marisco de gran tamaño – por ejemplo, una langosta – se puede abrir por la mitad, des de la cabeza a la cola justo antes de introducirlo al horno o a la plancha.
  7. La tinta de calamar no se puede comer en crudo: ¡es tóxica!

Cada marisco tiene sus tiempos de cocción, y eso ya dependerá de la receta que vayas a hacer con ellos. Puedes cocerlos, hacerlos al horno o a la plancha. Con salsa tártara, alioli o simplemente con sal gruesa. Lo hagas como lo hagas, estos trucos te ayudaran a evitar sorpresas y a sacarle el máximo partido a un producto delicioso. 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *