Nuestros hábitos a la hora comer son raros en el extranjero

slow food
Slow Food, el placer de comer sin prisa
10 enero, 2019
beneficios de los huevos
Comer un huevo diario es bueno para nuestra salud
18 marzo, 2019
Show all

Para nosotros, la comida es sagrada. Y con ella, nuestras costumbres y tradiciones intocables e inamovibles vayamos donde vayamos. Tenemos asumido que somos los raros de Europa. Que comemos a las 3 y cenamos a las 10. Que nos gusta más la sobremesa que el chorizo y que una comida sin el telediario de fondo no sabe igual. Rarezas muy nuestras que hacen que los extranjeros nos vean como bichos raros. Eso sí, solo antes de que vengan de vacaciones y se enamoren de un tapeo en la terraza de un bar una noche de verano o de los domingos de paella.

Por eso, y porque estamos orgullosos de ellas, hoy vamos a hacer un repaso por nuestras curiosas costumbres a la hora de comer:

El pan. Para muchos, definido como el tercer cubierto después del cuchillo y el tenedor. Acompaña cualquier comida, pero también se usa para ayudar a recoger lo que queda en el plato. Y es que en el arte de mojar pan nadie nos gana.

Las servilletas. Parecen muy necesarias en la mesa, pero lo cierto es que hay muchos países que solo las ponen en ocasiones especiales. Es muy raro ver servilletas en una mesa en Alemania o en Holanda ya que según ellos “si comes con cuchillo y tenedor no tienes porqué ensuciarte”.

Hacer sobremesa. Es un ritual muy arraigado dentro de nuestras fronteras. Se empieza por el café, se sigue con el chupito digestivo y se acaba arreglando el mundo. Cuenta la leyenda que hay familias que llegan a la merienda sin levantarse de la mesa o se pasan la tarde echando la partida de cartas.

Comer con agua. Aunque nos guste comer con una copita de vino o algún refresco, la botella de agua nunca falta en nuestras mesas. Nos gusta quitarnos la sed con un vaso de agua fresquito, pero saborear una buena copa de vino. 

Comemos a las 3. No todos los días, pero durante el fin de semana es imposible comer antes. Teniendo en cuenta que el Vermouth empieza entre la 1 y la 1,30pm, echa cuentas.

La paella del domingo. Los domingos no solemos comer cualquier cosa. Ya sea porqué es fiesta o porque es el día del Señor, el último día de la semana es habitual ponerse las botas en familia. El plato estrella suele ser la paella, pero todo depende de las costumbres familiares de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *