Trucos para preparar una buena fideuá

La paella, entre los 100 mejores platos del mundo
17 octubre, 2019
Show all

Que la paella es nuestro plato más popular y un imprescindible en nuestro menú semanal, no hace falta ni decirlo. Aun así, hay un plato muy parecido en cuanto a la manera de prepararlo y a los ingredientes a utilizar que va ganando adeptos poco a poco. ¿Sabéis de qué plato hablamos?

Lo habéis acertado: ¡La fideuá! Este plato, también de origen mediterráneo, va ganando popularidad tanto en las cocinas de las casas como en las cartas de los restaurantes. ¿Queréis saber más sobre esta deliciosa receta?

Su origen se remonta al siglo XX, y aunque la historia no está muy clara, cuenta la leyenda que el plato nació un poco por casualidad. Un patrón de barco valenciano, de la zona de Gandía, era un fiel amante de la paella. Tanto le gustaba el plato que rara vez dejaba que su tripulación lo catase. El cocinero del barco, sabiendo la devoción del patrón por el arroz y el hambre que pasaban los marineros, decidió cambiar el arroz por fideos esperando que así, el patrón no acaparase tanta cantidad de comida y llegase algo al resto de marineros.

Para prepararla se empieza igual que la paella: un buen sofrito, un buen caldo, pescado o marisco fresco y por supuesto cambiar el arroz por los fideos. No es una receta muy complicada de hacer, pero os vamos a desvelar algún truco ¡para que os quede perfecta!:

  • ¿Qué fideos utilizo? Hay 2 tipos de fideo: el largo (ya sea fino o más grueso) y el hueco y corto. Este último tiene mayor capacidad de absorber el caldo, por lo que resulta más contundente pero el plato se puede hacer más pesado. El largo no chupa tanto caldo, pero se dora más, lo que es un rasgo identificativo imprescindible de una buena fideuá. Nosotros nos quedamos con los fideos del número 4.

 

  • Dorar el fideo. Es un paso importantísimo. Os contamos como hacerlo des del principio: primero debes hacer el sofrito con tomate, ajo y pimiento. Luego se añade a la paellera el pescado o marisco que queramos para que el sofrito coja sabor. Antes de añadir el caldo o “fumet” es el momento de tostar los fideos para que cojan un poco de color. ¡Pero sin pasarse!

 

  • El caldo es la clave. Igual que para la paella, un buen caldo con ingredientes de calidad determinará el resultado final del plato.

 

  • ¿Cuál es el punto? Evitar que los fideos se pasen. Lo ideal es que queden “al dente”, ni duros ni blandos. También es importante remarcar que la fideuá debe quedar seca, así que debemos calcular el tiempo de cocción para que embeba todo el caldo.

 

  • Alioli como toque final. No es obligatorio, pero a aquellos que os guste el ajo, una buena cucharada de alioli a la fideuá… ¡le dará un toque riquísimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *