Pimentón: los beneficios del “oro rojo”

Consejos para ahorrar tiempo en la cocina
13 diciembre, 2019
¿Comprar gambas crudas o cocidas?
12 febrero, 2020
Show all

Resulta difícil imaginar nuestra cocina tradicional sin el pimentón. También conocido como “oro rojo”, es una especia que llegó a nuestra cocina a finales del siglo XV en la maleta de Cristóbal Colón cuando volvió de descubrir el “nuevo mundo”. Procedente de la zona de Centro América es, cinco siglos después, uno de los condimentos más populares en nuestros platos y en nuestra dieta mediterránea.

El pimentón es el polvo que resulta del pimiento rojo una vez se ha desecado y molido. Existen 3 tipos de pimentón: dulce, agridulce y picante. Normalmente el más usado en gastronomía es el dulce. El picante se suele utilizar sobre todo en productos como la chistorra picante o la sobrasada. En España, los dos más conocidos son los de Murcia y los de La Vera (en Cáceres). La diferencia principal entre ambos está en el proceso de secado de los pimientos: en Murcia se hace al sol mientras que en Cáceres se realiza “al humo” o por “deshidratación al humo”.

El pimentón aporta color, aroma y sabor, pero también ayuda a la conservación de muchos embutidos como el chorizo, el lomo curado, la sobrasada o la chistorra. Es un elemento indispensable en platos como el pulpo a la gallega o en el sofrito de la paella, y queda perfecto con unas patatas al horno, con la coliflor, con unos buenos huevos fritos y con el bacalao o el pollo al horno. Y, además, ¡tiene infinidad de propiedades beneficiosas para la salud!

Según la Federación Española de Nutrición, FEN, el pimentón contiene proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, calcio, hierro, fibra, magnesio, zinc, potasio, fósforo, b-carotenos y vitamina A. Por eso, tiene un gran poder antioxidante, ayuda a mantener los niveles de colesterol y triglicéridos o ayuda a tener una buena circulación. Y hay expertos que lo demuestran: Un estudio publicado en la revista científica Journal of Food, afirma que consumir 3 días a la semana Pimentón de la Vera duplica las defensas antioxidantes.

Del mismo estudio se desprende esta afirmación: “Incluir en la dieta entre dos y tres cucharaditas semanales de Pimentón de La Vera nos protegerá de agentes oxidantes como la contaminación atmosférica, las radiaciones solares o la agresión producida por la química contenida en algunos alimentos”.

En resumen, es un condimento perfecto para infinidad de recetas y además contiene sustancias analgésicas, desinfectantes, depurativas, laxantes o expectorantes. Y es que por algo le llaman “oro rojo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *